Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2013.



Expedición “UN SUEÑO SIN BARRERAS”

20130604114130-muztagh-ata.jpg

Muztagh Ata (7.546 m)

El padre de las Montañas de Hielo

Nuestro reto,

del 3 al 28 de Agosto de 2013.

INTRODUCCION:

El Muztagh Ata es una montaña que se ubica en el macizo del Kunlun, en el Himalaya chino, concretamente en el extremo occidental de China, a aproximadamente 25 km al este de la frontera china con Tayikistán.

Es un gigante bicéfalo con dos cimas: una llamada pico Kuksay a 7.184m y otra a 7.546m, separadas ambas por casi dos kilómetros de distancia. Su nombre, en la lengua local, significa "El padre de las montañas de hielo", tal vez por su gigantesco tamaño, 400 kilómetros cuadrados, su aislamiento y, sobre todo, el tremendo contraste que ejercen sus glaciares con los tonos ocres de la árida estepa.

Ocupa la posición 48 en la lista de las montañas más altas. Otros nombres que se emplean para denominar esta montaña son Muztagata, Muz Tagh Ata, Mouztagh-ata, Mustagh Ata, Mushitage o Mu-shih-t’a-ko, según la romanización que se hace del nombre en chino.

La mejor época para realizar la ascensión a la cumbre es entre junio y septiembre. Las mejores condiciones de la nieve y del tiempo se suelen dar a finales de julio y principios de agosto.

HISTORIA:

En comparación con otras montañas similares, el Muztagh Ata tardó mucho tiempo en ser conquistado, ya que su situación geográfica, ubicado en un rincón de China muy al oeste y fuera de las rutas normales de comunicación de la zona.

El primer intento de ascensión a la montaña la hizo el explorador y geógrafo sueco Sven Hedin en 1.894. Llego a los 6.300m en sus dos intentos.

El último intento fue en 1.947 por los famosos escaladores ingleses Bill Tilman y Eric Shipton. Estuvieron muy cerca de lograr la cima, pero tuvieron que abandonar y regresar debido a la gran cantidad de nieve y el frío extremo.

 

La primera ascensión no fue hasta 1.956 cuando una expedición chino-soviética compuesta por 31 miembros (19 escaladores rusos y 12 chinos) y liderada por Eugeni Beletsky y Chu Ying Hua lograron la primera ascensión documentada. Para ello, utilizaron la ruta más larga, que queda al sur de la ruta normal de hoy en día.

Segun la Xinjiang Mountaineering Association, esta seria la primera vez que un montañero invidente alcanza su cima.

COMO LLEGAR:

El Muztagh Ata se encuentra muy cerca de la frontera de China con los siguientes países: al norte con Kirguistán, al oeste con Tayikistán y Afganistán, y al sur con India y Pakistán.

 

El viaje desde España hasta las proximidades del Muztagh Ata puede durar tres o más días

Plan de vuelo previsto para la expedición, ida y vuelta:

  • 03/08/2013 MADRID – PEKIN (11,25 – 04,55)
  • 04/08/2013 PEKIN – URUMQUI (08,10 – 12,20)
  • 04/08/2013 URUMQUI – KASGHAR
  • 25/08/2013 KASGHAR – URUMQUI
  • 25/08/2013 URUMQUI – PEKIN (13,10 – 16,35)
  • 28/08/2013 PEKIN – MADRID (00,15 – 06,35)

LA ASCENSION:

La mayoría de las expediciones comienzan la aproximación final desde Kashgar. Situada al oeste del desierto de Taklamakan, a los pies de las montañas Tian Shan, la ciudad está a una altura de 1.290 metros sobre el nivel el mar. Según el censo de 1999 su población era de 205.056 habitantes.

Desde Kashgar, las expediciones se trasladan al lago Karakul situado a unos 200km y cerca de la autopista del Karakórum (Karakorum Highway).

Desde el lago Karakul a 3.800m hay que trasladarse a la pequeña población de Subash situada a los pies del Muztagh Ata.

 

Desde Subash se realiza el porteo de material con camellos bactrianos hasta el campo base (4.400-4.500m). Esta aproximación dura unas cuatro horas. Los camellos bactrianos son animales de gran fortaleza y están perfectamente adaptados a la combinación de bajas temperaturas, fuertes vientos y extrema aridez, características del área. Puede caminar casi 50km al día con cargas de 450 kilos.

NUESTRO PROGRAMA:

Día 03/08: Salida de España.

Día 04/08: Llegada a Pekín. Vuelo a Kasghar Vía Urumqui. Noche en hotel.       

Día 05/08: Compras en Kasghar y viaje a Subash (4 h). Noche en yurta.

Día 06/08: Aclimatación en  Subash. Noche en yurta.

Día 07/08: Subida al Campamento Base (4 h). La carga la suben los camellos. Acomodación en el Campamento Base.

Días 08 al 23/08: Días para aclimatación y ascenso a la montaña por su ruta normal. Instalaremos 3 campamentos de altura para atacar la cima. Estos serán:

  • Campamento 1º: 5.450 m.
  • Campamento 2º: 6.200 m.
  • Campamento 3º: 6.850 m. desde donde atacaremos la cima.

Día 24/08: Regreso hasta Subash y Karakul Lake y transfer a KashgarVuelo a Urumqui por la noche.

Día 25/08: Vuelo a Pekín. Noche en Hotel.

Día 26/08: Día libre en Pekín.  Traslado por la noche al aeropuerto.

Día 27/08: Vuelo de madrugada y llegada  España.

NUESTRO GRUPO EXPEDICIONARIO:

RICARDO GARCIA RUIZ, Pradoluengo, Burgos 1968.

  • Organización Nacional de Ciegos Españoles.
  • Club Montañeros Pradoluengo.
  • Club Medio Natural y Discapacidad.
  • Federación Deportes Montaña, Escalada y Senderismo Castilla León.
  • Federación Española de Deporte para Ciegos (B-2)
  • Pensionista por discapacidad, padece Retinosis Pigmentaria, con un grado de minusvalía reconocido del 89 %.
  • Residente en Pradoluengo (Burgos).

    Experiencia en Montaña:
  • Como deportista de la ONCE participa en medias maratones, quedando subcampeón de España en 2004 y campeón en 2005, en la modalidad de montaña de la Federación Española de Deportes para Ciegos.
  • Ascensiones tanto estivales como invernales a picos de toda la península. Esquí de montaña. Escalada en roca y nieve. Barrancos.
  • Escalada Naranjo de Bulnes por la cara sur, vía Directa de los Martinez.
  • Travesía con esquí de montaña Silvretta (Austria).
  • Ascensiones a picos de más de 4.000 mts: Toubkal, Monte Meru, Dome de Gouter, Gran Paradiso, Punta Gniffeti, Breithorn y Mont Blanc de Tacul.
  • Expedición Kilimanjaro 5.895 m.(Tanzania).
  • Expedición Ojos del Salado 6.934 m.(Chile).
  • Expedición Huaina Potosi 6.088 m.(Bolivia).
  • Expedición Aconcagua 6.962 m.(Argentina).
  • Expedición Elbrus 5.642 m.(Rusia).
  • Expedición Cho-Oyu 8.201m.(Nepal-Tibet), alcanzando los 7.200 m.
  • Expedición McKinley 6.194 m.(América de Norte).
  • Trekking al Campo Base del Everest y ascensión al Island Peak 6.189 m (Nepal)

OSCAR DOMINGUEZ NEGREIRA, Madrid 1969.

  • Organización Nacional de Ciegos Españoles.
  • Club Medio Natural y Discapacidad.
  • Federación Aragonesa de Montaña.
  • Federación Española de Deporte para Ciegos (B-1).
  • Residente en Madrid.
  • Técnico Braille de Servicios Bibliográficos ONCE, sin resto visual, con un grado de minusvalía reconocido del 85 %.

    Experiencia en Montaña:
  • Ascensiones tanto estivales como invernales a picos de toda la península. Escalada en roca. Barrancos.
  • Integrante de la selección aragonesa de Paraescalada.
  • Escalada Naranjo de Bulnes por la cara sur, vía Directa de los Martinez.
  • Ascensiones a picos de más de 4.000 mts: Toubkal, RostamNesh, Takht-e-Rostam, SeyahGouk, SarEspad, Mont Blanc, Breithorn, Gran Paradiso y Punta Gniffeti.
  • Expedición Kilimanjaro 5.895 m.(Tanzania)
  • Expedición Elbrus 5.642 m.(Cáucaso).
  • Expedición Ararat 5.165 m.(Turquía).
  • Expedición Cotopaxi 5.897 m.(Ecuador).
  • Expedición Parinacota 6.348 m.(Bolivia).
  • Expedición Orizaba 5.610 m.(Méjico).
  • Expedición Damavand 5.671 m.(Irán).
  • Expedición Ojos del Salado 6.934 m.(Chile).
  • Expedición Aconcagua 6.967 m.(Argentina).

ADOLFO OCHOA GUTIERREZ.

  • Guía voluntario del Club Montañeros Pradoluengo.

GRUPO MILITAR DE ALTA MONTAÑA.

Creado en Jaca en 1985, el Grupo Militar de Alta Montaña está integrado por oficiales, suboficiales y tropa con un dilatado historial montañero. Desde su nacimiento realiza expediciones a las más altas cordilleras del Planeta, asumiendo retos cada vez más difíciles, hasta constituir el grupo de montaña más importante de nuestro país.

Las actividades del Grupo tienen como objetivo servir de estímulo para todos aquellos profesionales que se identifican con la montaña y, sobretodo, pretende ser un elemento de prestigio en el seno de las Fuerzas Armadas. Las expediciones han constituido un inmejorable banco de pruebas para realizar estudios científicos y médicos, experimentar técnicas, equipos y materiales, con resultados aplicables tanto al entorno militar como al civil.

Fuera del ámbito deportivo, el Grupo tiene un alto nivel para la realización de misiones en montaña y en climas especialmente fríos, dentro y fuera del territorio nacional.

Por otra parte, el GMAM viene colaborando estrechamente con organismos civiles como son Federación Española de Montaña y Escalada, Federación Aragonesa de Montaña, Universidad de Zaragoza, Televisión Española, ONCE y Club Medio Natural y Discapacidad con los que ha compartido muchas de sus experiencias.

El GMAM colaborará en esta actividad proporcionado guías de alta montaña con experiencia demostrada en guiado de personas con discapacidad y aclimatación en altura.

  • PEDRO ARCEREDILLO VELASCO.
  • PEDRO EXPOSITO LAHOZ.
  • MOISES GOMEZ  CATALAN.
  • MANUEL RODRIGUEZ RAMIREZ.

PARA ESTA EXPEDICIÓN MINIMO SE REQUIEREN DOS GUIAS POR CADA DEPORTISTA CON DISCAPACIDAD, MAS UN GUIA VOLUNTARIO.

Para poder realizar esta actividad con la debida seguridad es necesario el apoyo de guías voluntarios, que ayuden a compensar las dificultades técnicas que la discapacidad visual provoca, como por ejemplo: guiado con barra direccional, colocación de cuerdas fijas, montaje de campos base o de altura, cocinar, etc.

Dependiendo de la dificultad de la ascensión y de la altitud de la montaña, el número de guías y  la infraestructura de la expedición es diferente. En la actualidad, dada la discapacidad visual de Ricardo, y la ceguera de Oscar, es imprescindible, el acompañamiento mínimo de dos guías, aún en zonas de poca dificultad. Además con el fin de asegurar al máximo el éxito de la expedición, se cuenta con un guía más de apoyo para relevos en el guiado o sustitución en caso de problemas de aclimatación o similar.

 

CONDICIONES FISICAS:

¿Qué condiciones físicas existen a 7.546 metros de altura? La presión barométrica se reduce con la altitud y se conoce con el nombre de ambiente hipobarico a una baja presión atmosférica. La menor presión atmosférica supone también una menor presión de oxigeno, lo cual limita la difusión pulmonar y el transporte de oxigeno a los tejidos, conocido como hipoxia.

El porcentaje de los gases en el aire que respiramos permanece invariable desde el nivel del mar hasta las grandes alturas. En concreto, un 79,04% del aire está formado por nitrógeno (N), un 20,93% por oxígeno (O2) y un 0,03% por dióxido de carbono (CO2).

A nivel del mar la presión es igual a 760mmHg. A 7.000m es igual a 297 y 8.000m igual a 250mmHg. Respecto al oxígeno, la presión parcial del oxígeno a nivel del mar es igual a 159,9mmHg, a 7.000m es igual a 62,2mmHg y a 8.000m igual a 49,2mmHg. Por tanto, a 7.546m, la altura del Muztagh Ata, la presión atmosférica y la presión parcial del oxígeno se han reducido a casi un tercio de su valor a nivel del mar.

Si el organismo no se adapta a la hipoxia, a partir de 2.500m es probable que aparezca el mal de altura (o mal de montaña) cuyos síntomas principales son el dolor de cabeza, las náuseas, la falta de apetito, el agotamiento físico y los trastornos del sueño.

Respecto a la temperatura del aire, ésta desciende a razón de 0,5ºC por cada 100m de ascensión. Si suponemos una temperatura de 15ºC a nivel del mar, a 7.000m la temperatura es -20ºC y a 8.000m es -25ºC. Todo ello sin tener en cuenta el viento, que produce una sensación térmica menor.

Respecto a la humedad del aire, debido a las frías temperaturas de las grandes alturas, el aire frío contiene muy poco agua y la humedad absoluta es extremadamente baja. La humdedad escasa favorece a la deshidratación. El cuerpo pierde un gran volumen de agua a través de la evaporación respiratoria debida al aire seco y al mayor ritmo de la respiración experimentada con la altura. Además, el aire seco también incrementa la perdida de agua por evaporación a través del sudor.

Otro problema importante es la radiación solar, ya que el menor espesor de la atmósfera reduce el efecto de filtro que ésta produce: por cada 1.000m de ascenso, la proporción de rayos ultravioleta (UV) aumenta en un 10%. Además, debido a la refracción de la radiación solar en la nieve, el efecto de la radiación se multiplica. La radiación solar puede tener graves efectos dañinos sobre la salud de las personas, ya que los rayos UV son causantes de quemaduras y del cáncer de piel.

Un grave error es pensar que las nubes nos protegen de la radiación solar y no es necesario emplear algún tipo de protección solar. Esto no es así, ya que las nubes dejan pasar hasta el 80% de los rayos UV.

¿El organismo del ser humano está preparado para vivir en estas condiciones? A partir de los 7.500m comienza lo que se denomina la zona de la muerte, donde las posibilidades de supervivencia de un ser humano son muy reducidas.

ZONA DE LA MUERTE:

La zona de la muerte (death zone) fue definida por el médico suizo Edourad Wyss-Dunant en 1953 como la zona por encima de los 7.500m en la cual el hombre ya no puede aclimatarse: "Aquí, sólo es posible adaptarse durante un cierto tiempo limitado, ya que no se compensa del todo el gasto de energía durante el tiempo de reposo." (p. 15 de La zona de la muerte. Terreno fronterizo. Reinhold Messner, Ediciones Desnivel, 2001)

En la zona de la muerte, las posibilidades de supervivencia de un ser humano, aunque esté perfectamente protegido del frío, bien alimentado e hidratado, oscila entre unas pocas horas y unos cuantos días, porque la cantidad de oxígeno es insuficiente para que el cuerpo pueda funcionar adecuadamente.

Conforme aumenta la altura, disminuye la presión atmosférica y la cantidad de oxígeno disponible. A 5.000m de altitud, la cantidad de oxígeno es sólo la mitad de la disponible en el nivel del mar. A 8.848m (la altura del Everest), la cantidad de oxígeno es sólo un tercio.

En la zona de la muerte, dormir es muy difícil, la digestión de alimentos es casi imposible (el cuerpo humano "apaga" el sistema digestivo) y poco a poco otras funciones no esenciales del cuerpo humano se van apagando.

Los mayores riesgos de una estancia prolongada en la zona de la muerte son la aparición del edema pulmonar (pulmonary edema) y el edema cerebral (cerebral edema).

 PRESUPUESTO:

21.000 €.....Programa descrito, en base a los siete (7) participantes

 9.500 €.....Material y alimentación

30.500 €.....TOTAL

PREPARACION EXPEDICION

20130905110631-03-y-04-aeropuerto-pekin.jpg

 

6 de julio, entrega de material.

¡Comienza el espectáculo! Este es el punto de partida real de la expedición. Nos hemos reunido los siete, nos hemos presentado a los que no conocíamos y a empezar a repartirnos el material, el individual y el colectivo. Sin saber muy bien cómo, el petate que parecía insondable está ahora hasta los topes; al final habrá que empujar, como siempre, para que quepa todo. Todos parecemos estar de buen humor y es que las ganas se notan.

6 de julio, Via ferrata del Sorrosal.

Decidimos hacer la ferrata del Sorrosal por la tarde. Hubo que echarle mucho amor propio para arrancar, venciendo la galvana que teníamos después de comernos un bocadillo enorme en una sombreada terraza. La primera parte de la vía fue un poco pesada por el calor que hacía pero enseguida nos encañonamos sobre el río y el ambiente cambió completamente. Resulta impresionante estar colgado en la pared sobre tal cantidad de agua. La ferrata está muy bien equipada y en ningún momento existen pasos inseguros así que resultó una ascensión disfrutona y tranquila.

7 de julio, ascensión al Vertice Anayet.

Arrancamos por la Canal Roya, por la margen izquierda del río,  a paso tranquilo. El terreno es muy tendido y sólo en algún punto plantea dificultad al tener que atravesar los restos de aludes caídos durante este invierno. Al cabo de aproximadamente una hora cruzamos al otro lado del río y empezamos las rampas, en algunos tramos bastante exigentes, que nos llevan al Vértice Anayet en otro par de horas. El día es muy caluroso y sudamos lo que no está escrito antes de alcanzar la cima. Bajamos hacia el collado y desde ahí a los ibones por un nevero todavía importante para la época del año en que estamos. El resto de la bajada no podemos disfrutarla gran cosa que vamos apuradillos de tiempo, así que sin parar hasta Canal Roya, atravesando una y otra vez riachuelos bien cargados de agua que, al menos, refrescan la ruta.

11 de julio, ascensión al Borreguil de la Cuca.

Son las 08:20 de la mañana cuando comenzamos la marcha en Canfranc-estación. Dejamos uno de los coches en  “Rioseta” ya que nuestra intención es acabar en el antiguo refugio militar.

El invierno y la primavera han modelado un recorrido bonito, muy bonito; El entorno por el que nos movemos está totalmente verde y húmedo. La senda por la que nos movemos sube en suave zig-zag. Barni está hecho un campeón, con algún que otro tropezón pero sin problemas.

Hacia los 1.700 metros nos encontramos con los primeros “problemillas”: la multitud de aludes de este invierno, han barrido la senda con multitud de arboles caídos que hacen difícil la travesía. Decidimos subir hasta la fuente de Centenario y, tras una bonita diagonal ascendente por campo a través, retomamos la senda.

Llegamos al collado en poco más de dos horas. La panorámica es impresionante. Canfranc a nuestros pies y las murallas de Tortiellas a nuestra derecha sin palabras.

Bajamos en dirección al ibón seco de Tortiellas por una empinada senda que nos obliga a pisar algún que otro nevero, cosa que agradece Barni ya que le sacamos de las “odiosas” piedras. En poco más llegamos al ibón y posteriormente, tras la subida obligada, a la base del telesilla de “La Tuca” en la estación invernal de Candanchú.

Tras la “obligada” parada para hidratarnos y comer algo ligero, continuamos la bajada por la senda que tras el “paso del arbolito” nos deposita en Rioseta.

Ya solo nos queda disfrutar de la refrescante y “obligada” cerveza y deliciosa comida que nos sirven en Canfranc. Hemos acabado satisfechos.


13 de julio, ascensión a la Gran Facha. 

Madrugón importante y a las seis y cuarto de la mañana ya estamos en marcha que el día va a ser largo. Las mochilas pesan como muertos porque además de crampones, piolets, arneses y demás, llevamos lo necesario para hacer noche en el refugio, pero como el camino es bueno vamos subiendo cómodamente hasta llegar a un riachuelo que no tiene vado seco, así que lo cruzamos a saco, empapándonos las botas, lo que no hace demasiada gracia teniendo en cuenta la cantidad de horas que nos quedan por delante. En algo menos de tres horas nos plantamos en el refugio de Respomuso. De ahí en adelante el camino se vuelve más incómodo, con grandes piedras pero, ¡oh, fortuna!, enseguida llegamos a una pala de nieve de unos 300 metros de desnivel y, crampones puestos, subimos hasta el pie de la cresta como señoritos. La cresta es un terreno incomodísimo para ciegos: demasiado irregular y empinado para andar y demasiado tumbado para escalar. Al inevitable quinto golpe en las rodillas me da la impresión de que no voy a llegar arriba porque me duele todo (y las rodilleras muertas de risa en casa). Algo más de una hora nos cuesta llegar a cima, Barni, Pedro y Adolfo ya han llegado, hay el tiempo justo de comer un bocado y salir pitando hacia abajo que tenemos la tormenta casi encima. Destrepamos la cresta despacio y, cuando llegamos a su pie, paramos a comer algo que los tres estamos cansados, yo de rebotar en las piedras y Manolo y Moisés de asegurarme y darme indicaciones, nos estan esperando el resto del grupo. De ahí hasta Respomuso descendemos sin prisa pero sin pausa, con un ojo en el camino y otro en la tormenta que tenemos muy cerca. Nos ha costado once horas pero ya hay otro 3.000 bonito que apuntar en la lista.

 14 de julio, ascensión a las Frondiellas.

Salimos desde los 2.200 metros de Respomuso. Sin ser muy exigente, la subida tiene más pendiente que la de la Gran Facha, con lo cual tomamos altura enseguida. En menos de una hora llegamos al inicio de la gran pala de nieve que nos tiene que llevar hasta la cima así que crampones, casco, piolet y hacia arriba. A unos 200 metros de desnivel de la cima la pala toma más pendiente pero como la nieve no está muy dura subimos con mucha seguridad. Sin darnos cuenta, y cuando ya me estaba maliciando yo que igual nos encontrábamos arriba una cresta como la de la Gran Facha, alcanzamos la cumbre: pico noble y fácil éste 3.000 de Frondiellas. Por seguridad bajamos la parte superior del nevero con un par de rápeles y de ahí a Respomuso, y luego a la Sarra, un paseo militar.


14 de julio, paso del Barranco de Respomuso.

21 de julio, Barranco Gorgonchon.

El domingo decidimos hacer un barranco. Éramos un total de ocho amigos. La noche antes había habido tormentas en la zona que inicialmente teníamos prevista del barranco de la Peonera con lo que éste bajaba revuelto y con mucho cauce, así que cambiamos el objetivo por el Gorgonchón. Nos repartimos en los coches el material y, tras una aproximación de apenas veinte minutos por una senda fácil, nos plantamos en la entrada habitual del barranco, donde nos equipamos y nos dimos la primera zambullida en el agua para aclimatar un poco el cuerpo a la temperatura del río. El paso a través de las primeras pozas estaba resbaladizo pero no existía riesgo alguno así que fuimos bajando poco a poco y, en unos cinco minutos, nos plantamos ante los puntos más comprometidos del barranco, consistentes en un par de pasos de unos cinco metros de distancia cada uno durante los cuales hay que desplazarse en oposición (con la espalda en una pared y los pies en la de enfrente) con el río fluyendo con fuerza cuatro metros por debajo de nosotros. Aunque nos sentimos seguros es inevitable la subida de la adrenalina cuando se siente el vacío bajo uno mismo. Luego nos dejamos caer al cauce y todo el resto del barranco consiste en dejarse flotar y nadar a través de un fino tajo, de en ocasiones no más de cuarenta centímetros de ancho, que el agua ha ido tallando a lo largo de quién sabe cuánto tiempo, entre dos altas murallas de roca; es como si fuéramos hojas surcando una profunda acequia tallada por la mano de la Naturaleza. Tal vez no sea el barranco más divertido por faltarle saltos, toboganes, rápeles o tirolinas pero, desde luego, es especial: al cabo de un par de años puede que no recuerdes las características de otros barrancos pero el que ha hecho el Gorgonchón siempre sabrá describirlo.

22 de julio, Candanchu.

Dedicamos la jornada a realizar esta video y alguna foto con Barni, esperamos que os guste, si estais interesados en descargarlo en alta difinición aqui os dejamos el enlace, tambien la amenizamos con entrevistas, fotos y filmaciones con los diferentes medios de comunicación que acudieron a nuestra convocatoria de prensa. Gracias a todos por la difusión.

31 de julio, Burgos.

Este dia nuestros compañeros del Club Montañeros Pradoluengo Ricardo Garcia (Barni), montañero con discapacidad visual y Pedro Arceredillo, jefe de expedición y guia miembro del Grupo Militar de Alta Montaña. Presentaran a los medios de prensa y al publico en general este proyecto. Sera a las 11:30 horas en la sede de la Diputación Provincial de Burgos.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris