Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2016.



TAILLÓN por Raul Simon

20160628010038-taillon.jpg

El pasado fin de semana 4 y 5 de Junio, el club Medio Natural y Discapacidad, con el apoyo de la Vocalía de Discapacidad de la Federación Aragonesa de Montaña (FAM) realizó la ascensión al TAILLÓN (3144 m.) desde el refugio de Góriz en la que participó Raúl Simón Franco, junto a su guía para esta actividad Sergio Pastor Abellán, un tándem ya habitual por nuestras montañas.

El sábado día 4 llegamos a Góriz, saliendo desde Nerin, una ruta físicamente asequible, ya que los desniveles acumulados son menores comparados a los que encontramos saliendo desde la pradera de Ordesa. No es necesario recalcar que las vistas son espectaculares, ya que en todo momento caminas por lo alto del valle de Ordesa con vistas al rio Arizas.

Dado que no hay nieve hasta el refugio pasamos por Cuello Gordo y recorremos la ruta, siempre cerca de la pared vertical que baja hasta el fondo del valle. A pesar de que son lugares que hemos visitado en numerosas ocasiones, nunca te cansas de ellos.

La llegada al refugio se hace amena y tranquila y aún nos queda toda la tarde para disfrutar del entorno, de los compañeros así como del buen trato de los guardas.

El domingo salimos en dirección oeste, encontrándonos la nieve a los pocos minutos de salir del refugio. La temperatura es baja y la nieve está bastante dura, por lo que nos ponemos los crampones para caminar con más seguridad. Cruzamos la plana de San Ferlús y enseguida giramos al norte para encontrar la gruta helada de Casteret, desde aquí buscamos el paso de los Sarrios con mucha precaución pues hay bastante nieve y a pesar de que la caída no lanza hacia ningún desfiladero, no queremos tener ningún susto.

Nos mantenemos en el lado español continuando nuestro ascenso al Taillón rodeando el Dedo, con cierto respeto, ya que la vertiente norte se hace muy vertical y una caída en este punto sería fatal.

Una vez en nuestro objetivo, con un día claro y despejado, y por supuesto gracias a las indicaciones de Sergio, alcanzamos a identificar un gran número de macizos entre los que se incluye el Garmo Negro, en el que se encuentra otro grupo de montañeros y amigos de nuestro club, entre ellos Oscar Domínguez, gran alpinista invidente.

Descendemos tranquilamente hacia el refugio, siempre con precaución y el piolet en la mano. La llegada se sucede sin imprevistos deshaciendo el camino, una vez más nos vamos de este gran parque nacional con ganas de volver pronto.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris